Más de seis millones de peruanos requieren atención médica relacionada a problemas de salud mental. Pero eso no es todo. Cerca del 20% de habitantes de nuestro país padecería trastornos de depresión, ansiedad, estrés u otros más complejos que derivan de las adicciones y de episodios de violencia que pueden originar hasta psicosis.

Así lo dio a conocer a Perú21 el doctor Yuri Cutipé, director de Salud Mental del Ministerio de Salud (Minsa). El galeno explicó que, pese a esta realidad, solo 1’100,000 personas han recibido tratamiento, debido a la falta de mecanismos para prevenir y curar este tipo de males.

MÁS PRESUPUESTO
Cutipé afirmó que se requiere al menos mil millones de soles para cubrir la demanda de atención de los problemas de salud mental, lo que equivale al 5% del presupuesto del Minsa. Indicó que actualmente se destina S/300 millones a este concepto.

El funcionario destacó que hay avances significativos, como la implementación de 103 centros de salud mental comunitarios (CSMC) en todo el país.

También dijo que, con la promulgación de la Ley de Salud Mental –publicada el 23 de mayo en el diario oficial El Peruano– se espera que el Ministerio de Economía y Finanzas (MEF) destine más presupuesto para este tema.

“Así se podría implementar más CSMC, centros de psiquiatría complementarios, más hogares protegidos para personas con trastornos mentales severos que se encuentran en la calle o en manicomios, así como trabajar en centros educativos y en comisarías”, expresó Cutipé.